2011 Un buen año para comprar vivienda.

El número de viviendas nuevas terminadas que se encuentran en venta, es realmente pequeño para el consumo de vivienda de primera necesidad, que ha sido habitual en los últimos 30 años en la ciudad de Caravaca de la Cruz.

Caravaca es una ciudad con una población joven, entre 25 y 35 años de unas 4500 personas.

Se celebran una media de 125 matrimonios al año.

Es una ciudad receptora de personas que vienen de la comarca a vivir y trabajar aquí.

A estas circunstancias añadimos la paralización de las ventas que se ha producido desde el año 2007, cuatro años y medio, en los que las trasmisión de viviendas ha sido muy escasa, lo que supone una demanda acumulada muy importante, demanda que yo cuantificaría en 450-500 parejas o personas con gran necesidad de comprar.

El proceso de proyectar, tramitar las autorizaciones administrativas, financiar una nueva promoción y construir el edificio necesita entre 3 y 4 años, todo ello en un entorno de gran dificultad para financiar proyectos de este tipo, lo que significa que no tendremos viviendas nuevas en los próximos 3 años.

El panorama que se dibuja presenta un escenario de demanda importante, contenida y una oferta ridícula.

En Caravaca actualmente tenemos unas 90 viviendas nuevas a la venta, 90 viviendas para los demandantes acumulados en los últimos 4 años más los que la precisen en los próximos tres años.

¿Por qué digo que es un buen año para comprar vivienda?

Hay varios motivos que os invito a considerar:

-. Las mejores viviendas del stock, serán compradas este año.

-. Todavía existen beneficios fiscales en Renta e impuestos autonómicos de los que te puedes beneficiar en la compra de tu vivienda y que te ahorrarán mucho dinero.

-. Los tipos de interés de los préstamos hipotecarios, actualmente con tendencia a subir, todavía se encuentran a unos niveles muy bajos. Cuanto antes contrates una hipoteca, mejor podrás aprovecharte del periodo de tipos de interés bajos que atravesamos.

-. El precio de la vivienda, en contra de la opinión popular, se encuentra en mínimos, a coste o por debajo de coste en algunos casos. A bancos y promotores nos interesa liquidar las existencias y comenzar con nuevas líneas de trabajo.

-. Las próximas viviendas que construyamos, aunque el suelo sea más barato, no van a ser más baratas, debido a varios factores: Código Técnico de la Edificación que nos obliga a mejorar soluciones constructivas en los edificios y a instalar energías alternativas; importantes subidas de materias primas debidas a la escasez de oferta (los fabricantes de productos para la construcción han cerrado en gran número) y a la demanda de acero, aluminio etc. por las economías emergentes; y el encarecimiento en los procesos de fabricación y del trasporte por la subida del petróleo.

-. En el momento en que se reactive mínimamente el mercado inmobiliario, se producirá una tendencia al alza del precio de las buenas viviendas: bien construidas, bien situadas, las más interesantes.

-. Año tras año, como analizaba en la introducción, se acumulan personas esperando el mejor momento para comprar. No te conviene ser el que más espere.

Es el momento de informarte objetivamente y dejar de hacer caso a los comentarios que escuchamos en la calle, infundados y falsos.

Pedro A. Robles Moya

Administrador y Director Técnico