Consejos a tener en cuenta para contratar bien una hipoteca.

La compra de una vivienda es en muchos casos la decisión de inversión más importante de nuestra vida, ya que requiere un compromiso de nuestra parte con el banco por muchos años. Así que no tomes esa decisión a la ligera y evalúa muy bien el banco y el producto hipotecario que piensas contratar.

En esta entrada vamos a intentar dar unos consejos prácticos para cualquier persona que se enfrente a la negociación de un préstamo hipotecario.

-La negociación de una hipoteca depende de la situación personal y profesional del titular, nuestro consejo es que comiences con la entidad bancaria con la que operes habitualmente, pero no te olvides del resto.

-Todos los bancos y cajas te van a pedir los mismos documentos, prepara un dossier con ellos y tenlo listo para entregarlo. Preséntate y aporta dicha documentación a varias entidades, el departamento de análisis no trabaja de un día para otro así que prevé como mínimo 15 días.

– Asegúrate de que la operación financiera está aprobada a expensas de la tasación antes de encargar y pagar la tasación del inmueble.

El que nosotros les contratemos otro tipo de servicios (que a nosotros no nos suponen ningún coste) aumenta su rentabilidad y por tanto puede ayudarnos a conseguir un mejor precio. Así debemos confeccionar una lista de productos bancarios que utilicemos habitualmente y que no nos importe contratar con dicha entidad, domiciliación de nómina, domiciliación de recibos, tarjetas de crédito, realización de planes de pensiones… etc.

– Cuando pides un préstamo hipotecario, la entidad financiera realiza una tasación de la casa para saber su valor. Generalmente una entidad financiera estará dispuesta a prestarte el 80% del valor de la casa.

Aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir una hipoteca:

-. Importes: valor de tasación de la vivienda, mínimos, entrada, etc.
-. Comisiones: gastos adicionales y de apertura, compensaciones, subrogaciones, cambios de condiciones, amortizaciones (parcial o total), etc.
-. Plazos: números de años del contrato (generalmente van de 9 hasta 40 años) y limitaciones de edad.
-. Suelos hipotecarios o intereses mínimos.
-. Ventajas y desventajas de la entidad financiera.
-. Seguros o respaldos de la inversión: seguros de vida, hogar, etc.
-. Comparación con otras hipotecas y otras entidades.
-. Proceso de formalización de la hipoteca.
-. Gastos derivados: impuestos, gestoría, notaría, registro, etc.
-. Sentido común.
-. Leer siempre la letra pequeña.

Mari Cruz Navarro.
Administración y Contabilidad.  Arco 02 Gestión de Proyecto.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s