Comprar una vivienda. Capítulo 2: DÓNDE Y CUÁNTO.

Estás de vacaciones pero tienes que seguir buscando vivienda y, pese a la gran ilusión que estás poniendo, por momentos te sobrepasa.

Tranquilo, relájate y piensa: ya has valorado las ventajas e inconvenientes de las diferentes modalidades que se te presentan ¿Cómo? ¿Qué aún no lo has hecho? ¿Qué no sabes cuáles son? Pues haz un alto en el camino y revisa las entradas ¿Alquilar o Comprar?, ¿Qué tiene la vivienda nueva que no tiene la usada? y ¿Qué es realmente el alquiler con opción a compra? Te aclararán muchas dudas.

Ahora que tienes la información necesaria para ir tomando decisiones es hora de plantearse dónde vivir y cuánto pagar.

Concreta las cosas que más te importan: no aceptaría un piso interior, quiero piscina, tiene que tener calefacción central, nunca viviría en una casa con orientación norte… y, como esto, lo que tú quieras.

El dónde es muy importante. Puede que seas un urbanita sin remedio o que tu compañía preferida sean los pájaros. Pero tanto si quieres bajar a por el pan en zapatillas, como si te apetece vivir lejos del bullicio, no renuncies a tus deseos. Dónde se encuentre tu futuro hogar es fundamental.

En Caravaca no tenemos problemas porque pese a ser una ciudad, las distancias son cortas. Por ejemplo, nuestro edificio Cejo Sur se encuentra en la zona donde crecerá la localidad en un futuro inmediato y de mayor proyección. Situarán el cuartel de la policía justo enfrente de las viviendas y estará rodeado de zonas verdes que proporcionarán la distancia suficiente entre los edificios que se construyan para no limitar el aprovechamiento de la luz dándole a la zona una apariencia espectacular. Todo esto a tan sólo 300 metros del centro urbano, lo que permite a los propietarios disfrutar de las ventajas de vivir en la ciudad con toda la tranquilidad de la zona en la que se sitúa la vivienda.

Por otro lado, el cuánto podemos o queremos invertir debe estar claro porque el precio de la vivienda es muy relativo. Depende de dónde esté situada, de los metros cuadrados y equipamientos que tenga, así como de la demanda. Pero, sobre todo, depende de lo que estés dispuesto a pagar por ella.

Aunque sea un gasto muy importante, cada uno da valor a lo que para él lo tiene. Unos prefieren pagar más y estar en el centro de la ciudad y otros prefieren tener una casa más grande, aunque esté a las afueras o en pedanías. Y así con todo. Hay cosas que ni se te ocurren porque sabes que con tu presupuesto, no llegas. Y otras, bien planteadas, te las puedes permitir tranquilamente.

Recuerda que el primer paso es un buen planteamiento de tus deseos, prioridades y posibilidades reales. Todo ello, como siempre, aderezado de la ilusión que supone encontrar y comprar tu nueva vivienda.

¡Feliz viaje hacia tu hogar! Nosotros te acompañamos.

Encar Serrano

Comunicación y Mkt.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s