El esfuerzo siempre tiene recompensa. Angel Luis Navarro.

Recuerdo cuando comprar una vivienda era “casi” un acto de fe, por el cual se daba una entrada por un plano de un futuro piso, en un papel tamaño folio y de forma rápida -casi sin pensar- porque al mes siguiente valdría más. En realidad no hace tanto de eso, pero si lo suficiente para que las cosas hayan cambiado mucho, y no por ello a mejor por extraño que parezca.

Lo cierto es que son pocas las personas que están sabiendo ver y disfrutar las oportunidades que la situación socio económica que vivimos nos ofrece. Es en este sentido donde el mercado inmobiliario se ha reajustado encontrándose en este momento en el mejor momento, no sólo para invertir; si no para hacer realidad las ilusiones de un proyecto de vida, y digo bien!

Vivimos unas fechas donde las personas tenemos que ser – más que nunca – alentadoras de nuestros proyectos e ilusiones, perseguirlos con firmeza y esforzarnos en conseguirlos. Solo el que persevera triunfa si esto se hace con criterio, análisis y mesura. Es por ello que reivindique como un proyecto de vida fundamental para cualquier persona el abrir una etapa en su vida, donde se independiza para formar una unidad familiar o simplemente para vivir otra etapa.

Frente a otras posibilidades de ocio donde la satisfacción es tan inmediata como efímera, las satisfacciones, recompensas y felicidad que reportan a la persona el poder vivir en una vivienda de calidad, que se ajuste a sus posibilidades, necesidades y que de respuesta a sus ilusiones es tan duradera en el tiempo que pocas cosas más lo pueden igualar.

 

Frente a otras alternativas, yo reivindico la felicidad de vivir junto a quien tu quieres en la casa que has comprado, de recibir en ella a tus amigos, de ver una buena película en el sitio más cómodo del mundo (el sofá de uno mismo), de decorar y redecorar para crear los espacios soñados donde vivir los momentos más especiales…, de cocinar el plato preferido… Porque la casa no es solo el lugar que habito, sino un espacio que me reconforta, un lugar donde descanso, donde incluso trabajo, donde veo vivir la vida, donde me ilusiono y disfruto con nuevas cosas cada día.

Dicen que es el mejor momento para comprar las mejores viviendas al mejor precio posible, y seguro que lo es y merecerá la pena. Solo hacer falta pensar que no hay recompensa sin esfuerzo, y que la recompensa en esta ocasión es grande, intensa, duradera… para toda una vida.

Por cierto, ¿de qué color vas a pintar?

Angel Luis Navarro de Gea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s