Malo, banco malo.

El pasado 31 de agosto se anunciaba la creación de un banco malo español que asuma todos los activos tóxicos inmobiliarios que perjudican los balances de las entidades bancarias españolas. El reglamento no ha sido concretado pero se espera que esté listo antes de diciembre.

Aclaremos, antes de que esto suceda, algunas dudas que pueden surgir.

¿Qué supone esto para los españoles? Este banco malo se financiará con dinero público lo que supone un incremento de la deuda del Estado. Sería una solución para los problemas de las entidades bancarias, pero por supuesto, a cuenta de ti, de mí y de todos mis compatriotas.

Estos inmuebles se comprarían a un precio asequible y su objetivo es sanear los bancos y cajas para que puedan generar créditos para otros sectores que, actualmente, resultan más productivos.

El caso es que se estima que será necesario 200 ó 300 mil millones de euros para ponerlo en marcha y hay que contar con que tendrá gastos de mantenimiento y venta, ya que los expertos prevén que se pasarán 5 ó 10 años para cerrar ventas. Vamos! que se estima que a los españoles nos va a suponer un encarecimiento en la factura de unos 100 ó 200 mil millones. Según Luis de Guindos, Ministro de Economía, “no costará dinero a los contribuyentes”. Pretenden que sea una sociedad rentable y yo me pregunto… ¿a qué precio se venderán estos inmuebles para darles salida y que sean rentables?

A este banco malo se le dotaría con inmuebles adjudicados, de créditos al promotor, que tienen el suelo como garantía, y participaciones en sociedades que crearon los bancos y cajas con inmobiliarias. Barajaron la posibilidad de crear uno sólo del suelo, como indicó Vicente Martínez-Pujante, Diputado del PP, pero al final se ha desestimado.

El Banco de España será el que diga que activos entrarán y cuáles no, porque es el que, entre otras cosas, califica los créditos dudosos.

Para los promotores podría suponer su creación un “cortafuegos” a la minusvaloración de los activos. Estos esperan que se congele su valor hasta que se vuelva a generar demanda. No creen que sea la mejor solución pero hay que buscar mecanismos que saneen las entidades.

Por otro lado, hay expertos que vaticinan que será contraproducente ya que el banco malo pondrá los activos inmobiliarios en el mercado más rápido que lo están haciendo los bancos. Esto supondría más presión en los precios a la baja.

Irlanda ha comenzado a demoler viviendas sin terminar a través de su banco malo y la duda es si en España pasará lo mismo. Se presupone que habrá activos que se revaloricen, otros que bajan aún más su precio y los inviables, que serán destinados a eso, al derrumbe total para devolver ese suelo a la naturaleza.

Los bancos ya están pidiendo que se les pague con deuda pública el traspaso de sus inmuebles al banco malo en vez de hacerles partícipes a través de acciones. Aunque estos podrán llevar el bono al Banco Central Europeo (BCN) con casi total seguridad y que les den crédito. Eso sí, volvemos a aumentar la deuda pública.

Existe una batalla entre promotores e inmobiliarios por la gestión de este banco malo. Estos últimos dicen conocer mejor lo que sucede en el mercado, por ser los intermediarios naturales entre el vendedor y el comprador de vivienda.

Lo primero para los inmobiliarios, sería estructurar el stock conociendo así la oferta y la demanda ya que esta varía mucho, por ejemplo, de un barrio a otro. El mercado de la vivienda se encuentra muy fragmentado y no es posible generalizar ni precios, ni la información.

Resumiendo. Desde Arco 02 no sabemos si es la mejor opción. Lo que está claro es que las decisiones dependen del gobierno central que no ha encontrado otra alternativa, y ha acabado por sucumbir en pos de las entidades financieras, como viene siendo habitual.

Como curiosidad, Suecia reconvirtió un banco, en el que el sector público tenía una posición minoritaria, en banco malo. Formó el mejor equipo de vendedores de activos contaminados, y desplazó a los directivos puramente bancarios. En ocho años saneó el sistema bancario, el crédito fluyó de nuevo y los contribuyentes quedaron libres de toda carga.

Por desgracia, en España nos encontramos en una situación “algo” más compleja. Estaremos atentos a lo que vaya sucediendo.

 

Encar Serrano.

Comunicación y MKT.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s